Amor prestado porque no tiene precio

Amor prestado

No es ningún regalo lo que ofrezco,
tal vez no debería de hacerlo,
un préstamo es todo lo que puedo
y así poder recuperarlo en su momento.

Para no despreciar al prestamista,
lo recibes brazos abiertos con reparo,
porque sabes que en cualquier momento,
pedirá recuperar lo aquí prestado.

Si el amor ha de ser prestado,
nunca pidas respeto y comprensión,
porque la parte que más ha amado,
no volverá a caer en la tentación.

El amor ni se presta ni se vende,
no tiene precio ni valor alguno,
solo se regala con el corazón
y se guarda bajo llave con amor.

Joan

Amor prestado un simpático poema al amor que muchas veces suele haber entre las personas cuando no hay interés ni nada serio entre ellos, solo pasar el rato y cada cual que saque el máximo provecho.

Content Protection by DMCA.com